Carne al horno con papas

Paso I (e inevitable): Comprar carne buena, sino hay que meterla en salsas y cocinarlas por horas para que no se note que es dura o mala.

Dependiendo de los países esto es mas fácil o difícil de conseguir. Acá en DF, recomiendo unas buenas tiras de asado o costillar de la Bodega de los Malazzo o el vacío o picaña (el corte brasilero picanha o colita de cuadril en Argentina) de XO Chihuahua/Visa del Norte.

Paso II: lavar bien, y cortar papas blancas con cáscara (1 y media por persona) en tres rodajas a lo largo, y luego en cuatro trozos a lo ancho (quedan rectángulos medianos), meterlas en una charola de horno (de vidrio o metal), rociarlas de sal abundante (o un poco menos si es de grano) y aceite, mezclarlas bien para que todos los trozos queden humectados, meterlas a un horno fuerte unos 20 a 30 minutos (cuanto mas alta sea la ciudad mas tiempo requiere la cocción).

Paso III: salar el trozo de carne, unos 400 gramos por persona (pero cocinarlo entero), meterlo al horno al mismo tiempo que las papas, en otra charola de horno. Se podrían hacer en la misma charola que las papas, pero a veces estas absorben todo el jugo de la carne y la dejan sin su jugo esencial. Junto a la carne o las papas incluir pimientos morrones cortados a la mitad, y cebollas cortadas en cuartos u octavos salados previamente. Para que la carne no se seque se puede agregar cada tanto un poco de agua común, o caldito de carne (el que viene en cubos, dos cubos por litro). El caldo o el agua hay que agregarlo cada 5-8 minutos, cuidando que no se seque, especialmente si la carne no tiene grasa superficial abundante. En 25-40 minutos la carne está lista, dependiendo del grosor del corte y la altura.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *